25 de julio de 2009

Liturgia Dominical. 26 de Julio


17º Domingo Tiempo Ordinario-B - 1 - 17º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO-B La liturgia del Domingo 17 del tiempo Ordinario, nos da cuenta de la preocupación de Dios por saciar el "hambre" de vida de los hombres. De forma especial, las lecturas de este Domingo nos dicen que Dios cuenta con nosotros para repartir su "pan" con todos aquellos que tienen "hambre" de pan, de amor, de libertad, de justicia, de paz, de esperanza.
En la primera lectura el profeta Eliseo, al compartir el pan que le fue ofrecido con las personas que le rodean, testimonia la voluntad de Dios de saciar el "hambre" del mundo, y sugiere que Dios viene al encuentro de los necesitados a través de los gestos de compartir y de generosidad para con los hermanos que los "profetas" están invitados a realizar.
El Evangelio repite el mismo tema. Jesús, el Dios que ha venido al encuentro de los hombres, da cuenta del "hambre" de la multitud que le sigue y se propone liberarla de su situación de miseria y de necesidad que padece. A los discípulos (aquellos que van a continuar, hasta el fin de los tiempos, la misión que el Padre le confió), Jesús les invita a rechazar la lógica del egoísmo y a asumir otra del compartir, haciéndola realidad en el servicio sencillo y humilde en favor de los hermanos. Esta es la lógica que permite pasar de la esclavitud a la libertad; esta es la lógica que hará nacer un mundo nuevo.
En la segunda lectura, Pablo recuerda a los creyentes algunas de las exigencias de la vida cristiana. Les recuerda, especialmente, la humildad, la mansedumbre y la paciencia: son actitudes que no se casan con esquemas de egoísmo, de orgullo, de autosuficiencia, de prejuicios en relación con los hermanos.
Descargar (Botoon derecho del mouse y guardar como)

No hay comentarios: