7 de diciembre de 2010

Evangelio del Día. La Oveja Perdida


Is 40,1-11: Dios consuela a su pueblo
Salmo 95: Nuestro Dios llega con poder.
Mt 18,12-14: El Padre del cielo no quiere que se pierda ni uno

Si un hombre tiene cien ovejas y se le pierde una deja las otras para ir a buscar la que se le ha perdido. Y cuando la halla, su alegría es inmensa porque la he encontrado. Mt nos presenta la parábola de un pastor cuyo único medio de subsistencia son las ovejas que posee. El vive y muere por sus ovejas, ellas son la razón de su vida. Mateo nos muestra que la lógica de Dios no es una lógica de la marginación de los pequeños, por el contrario, se trata de buscar la unidad a pesar de las diferencias. Todas las ovejas son importantes en el proyecto de igualdad y de justicia. El Señor que viene es un Señor que acoge a los débiles, que es como un pastor que no hace diferencia con sus ovejas. Dios es el padre misericordioso, que a pesar de nuestras debilidades nos ama entrañablemente, nos escucha y nos perdona. El Señor vino a salvar a quienes la sociedad no valora sino que desprecia, vino a dignificar y valorar al hombre. Miremos hoy en nuestra realidad de qué manera Dios se muestra misericordioso para con aquellos que son olvidados y despreciados y cómo somos medios de ese amor.  

No hay comentarios: