21 de octubre de 2009

ARGENTINA: La Comisión Nacional de Justicia y Paz presenta su Propuesta sobre un derecho universal para todos los niños argentinos



Martes, 20 de Octubre de 2009 16:31

Buenos Aires, 20 de Octubre de 2009 – Tal como lo había anunciado su Presidente, Eduardo Serantes, el 11 de octubre en el marco de la Semana Social de Mar del Plata, la Comisión Nacional de Justicia y Paz, respondiendo a un pedido de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina, elaboró una propuesta sobre un derecho universal para todos los niños argentinos. Se trata de establecer igualdad de oportunidades para el desarrollo humano y tender a una seguridad social para todos. La Comisión está enviando esta propuesta tanto al Poder Ejecutivo como al Poder Legislativo de la Nación como un aporte a la construcción del bien común de nuestro país.

“Esta propuesta -adelantó Serantes en la Semana Social- aspira a convertirse en una política de estado independientemente del gobierno de turno. La hemos llamado Ingreso Básico para la Igualdad y la Equidad en la Niñez, por sus siglas, Ingreso B.I.E.N.” Serantes insistió en que “Nuestra idea es presentar esta propuesta a la sociedad, al gobierno y a los legisladores con el ánimo de hacer un aporte más al debate. Si esperamos una política de estado, es necesario que surja de un profundo debate y que sea enriquecida por todos.” Por último, Serantes afirmó: “Sabemos que un derecho universal no soluciona totalmente el problema de la pobreza. Este derecho deberá ser complementado con otras políticas públicas y sostenido por el apoyo de la sociedad civil en su conjunto. Pero hay que corregir la desigualdad de origen que existe hoy y además cumplir con lo que manda la Constitución, los Tratados y las Leyes en torno a la protección de la niñez.” La propuesta sobre un derecho universal para la niñez se inscribe en el camino del diálogo y la búsqueda de consensos delineando los siguientes puntos:

• El Ingreso B.I.E.N. propone equiparar el derecho a la asignación familiar por hijo a todos los niños/as, adolescentes y embarazadas en situación de vulnerabilidad social, independientemente de la condición económica, social o laboral de sus padres.

• Los destinatarios de este Ingreso son todos los niños argentinos desde la concepción hasta los 18 años. Esto significa sumar estimativamente a 6 millones de niños que hoy no reciben una asignación familiar. Entendamos que la asignación familiar ya la reciben los hijos de padres con trabajo formal a través del régimen de asignación familiar por hijo o por deducción del impuesto a las ganancias. Por ello hablamos de equiparar e igualar los derechos de todos los niños independientemente de la condición socioeconómica y laboral de sus padres.

• El ingreso consistiría en una asignación mensual de $180 por hijo que se actualizaría con el sistema de asignación familiar por hijo vigente (las cifras de asignación familiar han sido actualizadas según el anuncio realizado hoy por el Gobierno y publicado por los medios).

• La forma de pago estaría instrumentada por medio de una Tarjeta de Seguro Social.

• Se propone que el ANSES sea el organismo técnico responsable de la implementación ya que actualmente paga las asignaciones familiares, cuenta con bases de datos de beneficiarios actualizadas y tiene cobertura de oficinas en todo el país

• El Presupuesto anual necesario para llevar adelante esta propuesta es de $12.900 millones que podrían ser financiados por medio de la reasignación de los fondos del Programa Familias y el Programa Jefes y Jefas de Hogar ($2.700 millones) ya que serían mejorados por este ingreso. La necesidad restante de financiamiento sería de $10.200 millones que representa el 4,4% del Presupuesto Nacional y el 0,9% del PBI.

• Esta propuesta es un incentivo a la formalización del trabajo, dado que el beneficio no se pierde al ingresar al trabajo registrado, situación que hoy ocurre con algunos programas sociales.

• El Ingreso B.I.E.N. define un piso básico de ingreso para el grupo familiar independientemente de su situación económica y laboral.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz que es asesorada por Mons. Jorge Casaretto expresó: “Confiamos que en un diálogo institucional maduro se pueden encontrar las leyes más aptas que respondan a las urgentes necesidades de nuestros hermanos más pobres, alejándonos de actitudes que puedan ahondar las divisiones y la fragmentación de nuestra sociedad.”

No hay comentarios: