12 de octubre de 2009

“El Corazón de Jesús, prototipo de la Creación”. PAGINAS DEHONIANAS Nº 35

Como material de formación para la misión Catamarca 2010, en este 2º año de misión se propone profundizar la Espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús. El material sugerido es la Revista PÁGINAS DEHONIANAS (Nº 35), que se encuetra disponible en la página de la Revista Umbrales. Hacer clic en la imagen para descargar la revista.
“El Corazón de Jesús, prototipo de la Creación”

El Corazón de Jesús que en la plenitud de los tiempos sería abierto para expresar de manera culminante el amor de Dios por sus criaturas comienza a ser revelado ya desde el principio, en la creación. El p. Dehon, en una hermosa página, tiene una mirada novedosa: ve el Corazón de Jesús como “sello artístico de Dios” en toda su obra creadora.
“Dios es artista. El artista tiene un ideal y se acuerda de este ideal en la creación de todas sus obras. Y este ideal influye en ellas. El arte griego tenía seleccionados algunos modelos, obras maestras de sus grandes artistas que se llaman “tipos” o “cánones” y que siempre fueron imitados.
Un músico tiene un tema principal, y sobre esta melodía “construye” sus variaciones. Dios tenía su ideal, su tema central: el Corazón de Jesús, y para encontrar hermosa su creación, puso en todas partes el sello del Corazón de Jesús. Pensando en el, el Gran Artista quiso que existiera cada aspecto de la creación. “Y así fue…y vio que era bueno” (Gn 1,9-10).
El p. Dehon subraya que el punto culminante en la manifestación de su ideal en la creación, es el ser humano: “Dios quiso crear los corazones humanos como imitaciones débiles del Corazón de Jesús. Estos cobran su semejanza y su unión con este Corazón Divino”.
A partir de entonces, las manos del creador confían en las manos del ser humano para continuar el desarrollo de la creación: “Estos corazones humanos agradarán a Dios si adhieren al Corazón de Jesús, si son animados de su gracia, de su vida sobrenatural y si son inspirados, conducidos
y vivificados por el Espíritu Santo”.
Este amor de Dios manifiesto en toda la creación y particularmente en la creación de cada persona, de cada uno de nosotros, es profundizado y explicitado en la Redención cuando el costado de Jesús fue abierto en la cruz. En el corazón traspasado y en la espiritualidad que nació de este misterio central de la Redención, se desarrollan las reflexiones y los aportes de este número monográfico de Páginas Dehonianas.
Somos invitados a contemplar, a experimentar y, a su vez, a proclamar con ternura que la vida es mucho más de aquello que el mundo enseña. El p. Dehon concluye su reflexión afirmando: “he aquí entonces el programa y el ideal de mi vida. ¡Qué cosa más noble y hermosa! Dios vio que su
obra era buena”.

hno. Diomar Romaniv, scj.

No hay comentarios: